7.5 C
Munich
Monday, April 15, 2024

El Misterio de la Doncella de Hielo Siberiana

Must read

En 1993, la arqueològa rusa Natalya Polosmak y su equipo descubrieron una antigua tumba en la meseta de Ukok, en la región de las montañas de Altái, Rusia, cerca de la frontera con China.

El contenido de la tumba estaba incrustado en el hielo; mientras los arqueològos derretían cuidadosamente el hielo, vieron el entierro de una persona muy importante. Seis caballos con arneses completos fueron sacrificados y enterrados cerca de un ataúd de madera hecho de un tronco de árbol de alerce sólido.

Dentro del ataúd, el cuerpo de una joven en un asombroso estado de conservación; incluso, los tatuajes en su piel pudieron verse claramente. Los arqueològos transportaron el cuerpo a Novosibirks, para realizar la investigación necesaria, pero causó indignación en el pueblo de Altái.

Ellos aún creen que la princesa de Altái es la guardiana de Altái, y conservan su cuerpo contra los poderes malignos. Los lugareños afirmaron que la princesa es la progenitora del pueblo de Altái y debe ser devuelta a su lugar de entierro.

El cuerpo de la mujer cuidadosamente embalsamado y usando turba y corteza, estaba tendido como si estuviera durmiendo. Ella era joven y su pelo estaba afeitado, pero llevaba una peluca y un sombrero alto.

Ella media 167 cm de altura, algunos tatuajes tribales de estilo animal permanecieron en su piel pálida; criaturas con cuernos que evolucionaron en formas florales. Su ataúd se hizo lo suficientemente grande para acomodar el tocado de fieltro de 90 cm que llevaba puesto.

También llevaba una falda larga de lana con rayas rojas y blancas y medias de fieltro blanco. La dama perteneció a la cultura Pazyryk, una congregación de tribus nómadas escitas, vivió en las montañas Altái entre los siglos VI y III a.c.

- Advertisement -

More articles

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

- Advertisement -

Latest article